We Defend the Bill of Rights One Case at a Time ® since 1974.
Consulta Gratuita 305.670.9919
English

Negligencia o Fraude Tributario

Si bien la mayoría de las personas asocian los delitos económicos con la malversación de fondos o el uso de información privilegiada, en realidad algunas de las infracciones más comunes implican fraude fiscal. Desafortunadamente, no es tan difícil cometer fraude fiscal sin intención, lo que puede llevar a un enjuiciamiento por un delito que el acusado ni siquiera sabía que estaba cometiendo. Para ayudarlo a navegar en esta área compleja de la ley, hemos recopilado una lista de algunas de las mayores diferencias entre fraude tributario y negligencia. Sin embargo, esta lista no es exhaustiva, por lo que, si le preocupa haber cometido fraude fiscal, es importante que hable con un abogado experto en delitos de cuello blanco que pueda evaluar su caso.

¿Qué califica como fraude de impuesto a la renta?

El fraude de impuesto a la renta involucra el intento deliberado de defraudar al IRS o evadir la ley tributaria y puede ser cometido tanto por individuos como por compañías. Algunos de los ejemplos más comunes de fraude tributario incluyen:

  • No presentar una declaración de impuestos intencionalmente
  • Falta de pago intencional de la deuda tributaria
  • Ocultar, transferir o no reportar los ingresos
  • Exagerar deducciones y exenciones
  • Falsificación de documentos
  • Reclamo de gastos personales como gastos comerciales
  • Reclamos falsos
  • Presentar declaraciones de impuestos falsas

La diferencia entre el fraude fiscal y la mera negligencia es muy fina, lo que significa que muchas personas inocentes son acusadas de actividades fraudulentas relacionadas con los impuestos. Además, aun cuando un auditor u otro funcionario fiscal descubra que un contribuyente no intentaba defraudar al gobierno, pero negligentemente cometió un error en la documentación, el IRS aún puede multar al individuo con el 20 por ciento del monto adecuado.

El Departamento de la Tesorería (IRS) ha identificado ciertos tipos de negocios o individuos que tienen más probabilidades de cometer fraude fiscal:

  • Los trabajadores que reciben su pago
  • Contribuyentes por cuenta propia
  • Propietarios de restaurantes
  • Peluquerías
  • Concesionarios de automóviles
  • Vendedores

Debido a que el IRS mira tan de cerca estas industrias, es especialmente importante para aquellos tener cuidado al presentar su declaración impuestos. De lo contrario, podrían producirse denuncias de fraude fiscal, seguidas por sanciones penales, multas y periodos de encarcelamiento.

Sanciones

La pena que un acusado enfrenta por fraude fiscal depende en gran medida del delito que se le acusa de cometer. Por ejemplo, intentar evitar el pago de impuestos es un delito grave y, como tal, se castiga con una pena de prisión de hasta cinco años y una multa de $ 250,000 si el demandado es un individuo, aunque las corporaciones deben pagar una multa mucho más pronunciada de $ 500,000. Presentar una declaración falsa de impuestos se castiga con tres años de prisión, mientras que no presentar, deliberadamente, una declaración de impuestos, proporcionar información al IRS o pagar impuestos a tiempo es un delito menor, que es condenable con una pena de prisión de un año y una multa de $ 100,000 para individuos o de $ 200,000 para compañías.

Contáctenos hoy para hablar con un abogado especializado en delitos económicos.

Comuníquese con nosotros al (305) 670-9919 hoy mismo para programar una evaluación gratuita de su caso con un abogado especializado en delitos de cuello blanco, Jeffrey S. Weiner, P.A. Abogados de Defensa Penal. Nuestro equipo legal de Miami está preparado para ayudarlo de inmediato.

Categories: